La situación que viven los productores del sector lechero se agrava cada día más, factores como la sequía, el aumento en la importación de leche; el incremento de precio en los insumos, la falta de tecnificación y las fallas en la cadena productiva que no permiten la diversificación, han impactado negativamente al sector, colocándolo en situación alarmante de crisis, y poniendo incluso en peligro el patrimonio de los productores.

Por lo anterior, el Congreso del Estado aprobó hacer un llamado urgente a la realización de mesas de diálogo con las autoridades de los tres niveles de gobierno, así como con los productores lecheros de Jalisco, a fin de establecer rutas de acción para asegurar que el producto se le compre a buen precio a quien lo comercializa, se respete el precio de garantía, y se garantice la adquisición del producto por parte de Liconsa, dando preferencia a los productores del Estado y del País.

Cabe destacar que el sector lechero jalisciense ha expuesto la urgente necesidad de establecer un precio de garantía al litro de leche, de 8.20 pesos, y que se reduzca la compra de leche en polvo a fin de estabilizar la producción en el país. Señalan además la urgencia de buscar soluciones al problema, pues consideran que actualmente el precio justo no existe, particularmente sobre lo que se produce en Jalisco.

Con la realización de estos foros, se analizarán también temas como la baja de cupos de importación de leche en polvo, y el incremento en los volúmenes de compra de leche fresca a los productores jaliscienses y nacionales a un precio justo, así como crear y fomentar campañas de difusión de conocimiento sobre lo que es la leche, las fórmulas lácteas, las bebidas vegetales y, sobre todo, la importancia del consumo de lácteos que si contengan o provengan de leche fresca.