Jue. Jun 30th, 2022

Redacción

 A tres años de estar al frente de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ricardo Villanueva Lomelí, dio a conocer que se ha avanzado en un proyecto que busca consolidar a esta Casa de Estudio libre de violencias, con menores asimetrías y ser  una institución que pone a disposición de la sociedad todos los recursos para enfrentar la pandemia.

“Jalisco, gracias a las estrategias diseñadas e implementadas por la Sala de Situación en Salud, presentó 3.3 por ciento de mortalidad, mientras que a nivel nacional fue de 5.7 por ciento. Esto significa que en Jalisco la mortalidad fue 42 por ciento más baja que la media de todo el país”, dijo.

Esto se logró gracias a las distintas estrategias para cortar las cadenas de contagio. Con el Sistema de Diagnóstico COVID se atendieron más de 381 mil llamadas en nuestro Call center, y se aplicaron más de 250 mil pruebas en 14 módulos y 11 laboratorios de biología molecular en las regiones de Jalisco.

También se habilitó el Centro de Aislamiento Voluntario en el Hotel Villa Primavera, donde se atendieron a 374 pacientes; además, la Universidad se sumó a las jornadas de vacunación con más de 8 mil voluntarios y voluntarias, que aplicaron más de 1 millón y medio de vacunas a la población de Jalisco.

“A todas y todos los jaliscienses les quiero agradecer infinitamente por la confianza depositada en esta Universidad Tengan la seguridad de que cada acción que hicimos fue motivada con el mayor sentido de fraternidad, empatía, responsabilidad, pero sobre todo con mucho cariño”, recalcó.

Villanueva Lomelí indicó que ha emprendido viajes a cada una de las sedes de la UdeG en los rincones de las 12 regiones de Jalisco: esto le ha permitido evidenciar las desigualdades en preparatorias, módulos y extensiones, y por ello se ha generado inversión para adecuar espacios dignos.

Una de las decisiones que aprobó el Consejo General Universitario (CGU) fue la desaparición de la figura de “Extensiones”, a partir del 15 de mayo, para que éstas fueran reconocidas como “Módulos” de preparatorias del Sistema de Educación Media Superior (SEMS).

En tres años se ahorraron e invirtieron más de mil 338 millones en las escuelas. Se construyeron 26 muros perimetrales para seguridad de los estudiantes y se pusieron 12 transformadores en las escuelas que lo necesitaban, como en la sede de El Tuito, Cabo Corrientes. Asimismo se construyeron más de 220 mil metros cuadrados, se gestionó la donación de casi 1 millón 400 mil metros cuadrados, se regularizaron más de 3 mil 300 metros cuadrados de terrenos.

A propósito del SEMS, Villanueva Lomelí destacó que gracias a este sistema Jalisco puede admitir a 100 por ciento de los aspirantes a prepas, para lo que se construyeron 215 aulas más.

“Esta es la medida más trascendental que veo en todo el país para erradicar la violencia. Pero para mantener esta cobertura, en el año 2030 se requerirán 28 mil espacios adicionales a los 8 mil que creamos desde el año pasado. Estas son las acciones en las que se deberían concentrar nuestros gobernantes para recuperar este país que nos están arrebatando. Con educación hubiéramos evitado la militarización”, subrayó.

Además, con las ganancias de empresas universitarias se construyeron aulas en las preparatorias 21 y 22, en Zapopan y Tlaquepaque, respectivamente. Y se equiparon 2 mil 600 aulas. Se hizo una compra histórica de más de 56 mil butacas.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.